Rehabilitación en lumbalgia, de la camilla al entrenamiento

Por: Lic. Ángel Marenco M.

¿Quién ha padecido de lumbalgia? Se estima que aproximadamente el 70-90% de la población adulta sufre o ha sufrido algún episodio de lumbalgia en algún momento de su vida, y en el 60% de los casos pueden llegar a producirse recurrencias.

La mayoría de los eventos se debe a causas biomecánicas. Hay tratamientos que son enfocados meramente en el control del dolor (considerando lumbalgias crónicas), dejando a un lado la parte motriz y centrándose en forma aislada en estiramientos, excluyendo el engrama y codificación de patrones, claro está que hay un concepto aún conservador de que al haber dolor de espalda “no me muevo y si me muevo me duele”, llevando a la recurrencia.

¿Entonces cuál es el paso a seguir? Lo inicial luego de controlar el dolor es seguidamente “movernos”, dominio del control postural y patrones de movimiento (sentarnos, levantarnos, levantar un peso, llevar una carga, empujar un objeto) es decir, hacerlo funcional a la vida cotidiana con la mejor técnica y minimizando el riesgo de “recurrir” en dolor crónico. En fin, enseñarle al cuerpo a como moverse de manera correcta.

El Dr. McGill, Biomecánico y profesional de vasta experiencia en el manejo del dolor lumbar, menciona en su libro, The Ultimate Back Performance, la importancia de un proceso dirigido a perfeccionar el engrama cerebral (entiéndase por engrama el correcto aprendizaje del movimiento) creando patrones correctos de movimiento, demostrando así una mayor eficacia en el tratamiento de la lumbalgia y disminuyendo su recidiva (repetición o recaída). Es decir, el correcto engrama lleva a una conexión de los músculos tanto estabilizadores como sinergistas, entre otros, a un movimiento eficaz y sin riesgo de lesión, brindando una mayor ventaja mecánica ante cualquier esfuerzo, es allí donde el tratamiento en la parte de estabilización y fortalecimiento lleva a dar sus mayores beneficios en el manejo.

Tratamiento Certero. No hay una fórmula o un protocolo de tratamiento aplicado a todos por igual, cada situación o mecanismo de lesión (lumbalgia mecánica) es diferente en cada persona, así como el entorno y exposición de cargas a las que la persona es sometida, es por ello que el profesional que esté a cargo debe conocer y aplicar los correctos procedimientos de identificación de factores que le llevaron a la lesión, así mismo el programa acorde a sus necesidades y características del medio en el cual el paciente o atleta se desenvuelve.

Puntualizamos finalmente que el mejor tratamiento para una correcta adaptación a la vida cotidiana es ejercitar la mente para movernos correctamente.